Llegaron coronas del Jorge V, de Norteamérica, lo saludaron ex jugadores de Unión Morro, Chung Hwa, Iquitados, Academia de Educación Física, ex futbolistas de Maestranza y Unión Matadero, atletas del talante de Ariel Standen. Nuestra  sede era la unión. Cuando el cotejo pasó por 21 de mayo, vimos tres bengalas encendidas. En un balcón, en el segundo piso, un hombre alzaba dos de ellas y llevaba puesta una camiseta del Jorge V. El deportivismo echaba abajo las diferencias, las rivalidades y saludaba al viejo Manuel Silva.

Publicado el 7 de enero de 2019.

MENU