Los deportistas en términos generales afirman que la política no tiene nada que ver con el deporte. Se definen como apolíticos como una forma de no expresar sus opiniones. En el mundo de fútbol y antes de la explosión del mes de octubre, Carlos Caszely y Jean  Beausejour saltan a la vista por su capacidad y valentía de expresar sus opiniones. El chino desde los tiempos de la Unidad Popular se definió como allendista y luego como anti-pinochet. El  segundo se ha opuesto a todo forma de discriminación, sobre todo a la étnica, ya que la ha sufrido en su doble condición de sus ancestros haitianos y mapuches. Coliqueo, su apellido materno se lo puso en la espalda cuando Chile, por la muerte de Camilo Catrillanca, empezaba lentamente a arder.

Hoy los máximos referentes  de lo que queda de la generación dorada, se han expresado. Valdivia y Díaz tuvieron que cerrar sus twitter. El que mayor impacto ha provocado ha sido el sobrio y eficaz Charles Aránguiz. «No te metas con el Príncipe» se leía en las redes sociales a raíz del ataque clasista de José Antonio Kast.

Colo Colo realizó un cabildo para discutir el tema país. Un ejemplo que otras instituciones deportivas, y no sólo del fútbol, deben realizar. Los iquiqueños bien sabemos el estado precario en que se desarrollan nuestras actividades, sobre todo, en el ámbito amateur. Vemos al Ministerio del Deporte alejado de nuestras realidades cotidianas. La única relación es través de fondos concursables que bien sabemos no es una política pública, sino que un subsidio. Y eso tiene que cambiar. El deporte amateur es una de las bases de una sociedad democrática. Canaliza el ocio, crea identidades, contiene conductas no deseadas, etc, además de ampliar el capital social y de aportar a la disminución de la obesidad.

Colo Colo nos ha dado una lección de acuerdo a la densidad de su historia. Entendió que es necesario detener el balón para pensar en un país mas justo. Espero que la Tierra de Campeones, esté a la altura de su historia.

Publicado en La Estrella de Iquique, el 3 de noviembre de 2019, página 13

En la foto Santiago Salfate, iquiqueño, capitán de Colo Colo en la ´década de los años 30.

MENU