Categoria La Muerte

Nelson Muñoz: un buen juez

    Le debemos mucho al hombre. Tanto que temo que nunca se lo podemos pagar. Le debemos tantas conversaciones cerca de La Tirana, en el Wagón o en nuestras casas. Rompió con su tenida blanca las tardes/noches de esa ciudad otoñal que fue Iquique en la...

Nelson Muñoz Morales

      Le debemos mucho al hombre. Tanto que temo que nunca se lo podemos pagar. Le debemos tantas conversaciones cerca de La Tirana, en el Wagón o en nuestras casas. Pero sobre todo le debemos haber vuelto a la vida a los compañeros de Pisagua. Nelson...

El Dr. Reyno

Hay hombres que se convierten en instituciones. Otros, en leyendas urbanas. Uno de ellos es el Dr. Reyno. Mientras más viejo estaba, más le crecía el aura. La muerte termina con su cuerpo, pero no con el mito. Su figura y su nombre viajaban de boca en boca a la hora...

Aníbal López

Tenía cierto don de la ubicuidad. En La Tirana con su baile religioso tocando el bombo. En Cavancha cada mañana de enero o febrero entrenaba para competir. En los jardines de la Unap, alimentaba plantas con una manguera generosa. En cada uno de esos lugares, con frío...

Chanchote

El que bautizó como Chanchote a Freddy Rivera Gárate cumplió un rito más de la cultura popular de los matarifes. La relación no podía ser más certera. El Freddy era grande - y aún lo es- y de caminar cansino. A ello habría que agregar que tenía el corazón y la sonrisa...

Esmeralda 714

  Habrá sido allá por el año 1939, que doña Vicenta le hizo clases a mi madre y a una de mis tías. Ambas comentan la elegancia de la profesora recién llegada a Iquique, luego de terminar sus estudios en la Normal. "Era jodida la Vicenta" me cuentan a coro. Tenía...

Don Eduardo

Esperó que el club de sus amores cumpliera 90 años para abandonarnos. Aunque ocasionalmente vistiera los colores de esa institución hermana que fue el Iquitados, por dentro y por fuera fue de La Cruz. Fue profesor, tal vez el más querido del Colegio Inglés. Además  un...

Jaime Torres Lemus

A fines de los años sesenta, cursaba octavo año en el viejo liceo de madera de la calle Baquedano, en el Consejo de Curso, por supuesto que era lunes, me quedó grabada la sonoridad de la palabra hincapié. El que la pronunció como quien dice pan, era mi profesor jefe,...

Ramón Pérez Opazo 

    No era difícil llegar a querer a Ramón Pérez Opazo. Era cosa de conocerlo un poco y ya. Jorge González D, nuestro campeón de atletismo, me decía en el día de su entierro, que Ramón hacía favores a quien fuera. No le importaba la camiseta. Esta expresión...

Réquiem para el indio Ledesma

Se ganó el adjetivo de  “traidor” y vivió  con él hasta el día de su muerte, es decir, hasta la semana pasada. Sin embargo, mientras más pasaba el tiempo, más lo entendía. Es que era iquiqueño, o mejor dicho aliancino. Se trata de Manuel Ledesma, el jugador de La Cruz...

Réquiem para Telenorte 

Apagó sus luces, guardó  sus cámaras y cerró sus puertas y muchos lloraron.  Eso le pasó a Telenorte. Es decir, le pasó lo mismo que a la Radio Lynch, el Salitre, pero no a la Esmeralda. A ésta la cerraron los militares para transformarla en Centinelas del Norte,...

Rita Barría

La Plaza Arica se levantó con sus banderas a media asta. No sólo la familia Barría perdía a su hija, hermana, abuela, tía y amiga Rita, sino que todo el barrio debe aprender el difícil arte de empezar a vivir sin ella. Los barrios populares se asientan no sólo en una...

Rubén Loayza

Tuvo dos escuelas. Una donde aprendió a leer y escribir. La otra, en la que aprendió a querer a su ciudad, a través de la práctica del boxeo. La escuela 6 y luego el Manuel Sánchez. En la primera, deletreó las palabras y pintó paisajes que a lo mejor nunca conoció. En...

Suicidio en la pampa

Una horrible explosión despertó a los pampinos una noche del mes de mayo. Como una bengala pero con la fuerza y la destrucción de un tiro que abre la tierra, volaron por esa noche los restos de un obrero. Afirmaron que se mató por amor; que no soportó la soledad; o...

Mi tío Jaime

“La muerte, ese otro mar, que nos libra del sol, y de la luna, y del amor”, escribió Borges en su poema “Mil novecientos sesenta y cuatro”; una mirada a la muerte como acto de liberación, no sólo de los astros, sino que también del amor. Ese verso, a lo mejor,...

Viejo Michea

  El campeonismo iquiqueño se nutrió de hombres y mujeres que portaban una ética especial. El amateurismo fue una de las claves, entre tantas otras,  que explica el porqué éramos imbatibles. Pertenecer a un club, o a varios, según sea el caso, era una marca de...

Bernardo Guerreo

Les convido estas reflexiones sobre Iquique. Gracias por compartir.

SECCIONES

MENU