La noticia de la muerte de Camilo Sesto nos sorprendió en plena celebración de nuestro aniversario. Desde que se inventó el karaoke, el español que se llama Camilo Blanes era invitado de lujo. Esta vez no fue la excepción. Mientras moría en España, en Iquique cantábamos «Porque hasta en sueño te he sido fiel», un verso que desafía al mismo Freud. A Camilo Sesto lo gozamos un poco en democracia, pero en dictadura, y casi sin querer queriendo se convirtió en la banda sonora de esas noches cautivas con asfalto húmedo. No era su cantar de peñas ni de tambos, pero si de fuentes de soda. En el Erika, la ronda de cervezas se animaba con «Fresa Salvaje, con cuerpo de mujer»- ¿Habrá visto la película de Ingmar Bergman?

Muere Camilo Blanes, pero sigue más vivo que nunca Camilo Sesto y en las calles hay abanicos negros.

Iquique 8 de septiembre de 2019

MENU